Atiende Municipio a 649 repatriados de EU en lo que va del 2017

El Municipio ha atendido en lo que va del 2017 a 649 compatriotas que fueron repatriados de Estados Unidos, que le fueron canalizados por el Instituto Nacional de Migración y el Grupo Beta del gobierno federal.

 

El titular de la Dirección de Derechos Humanos municipal, Rogelio Alejandro Pinal Castellanos, dijo que en los primeros seis meses del año se apoyó a 610 compatriotas con un vale a cada uno de ellos, para regresar a sus lugares de origen equivalente a mil 200 pesos para aplicarlo al costo del transporte.

 

También se les entregó un paquete de alimentos, otro de productos para higiene personal y agua.

 

En esta semana fueron atendidas, en solo dos días, otras 39 personas, para sumar la cifra de 649.

 

El funcionario aclaró que  no se les proporciona dinero en efectivo y los migrantes que llegan a la oficina son aquellos que expresan a las autoridades federales su interés de regresar a donde tienen su familia en el interior del país.

 

Comentó que afortunadamente no se han presentado las deportaciones masivas que se esperaban al ascender al poder el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pero los compatriotas que han sido regresados a México refieren que en la población de los centros de detención del vecino país es muy alta, desconociendo por qué no han sido devueltos a nuestro país.

 

Señaló que el trabajo conjunto que realizarán las autoridades de los tres niveles de gobierno, a través el Centro de Atención Integral para Repatriados, que operará en las instalaciones del gobierno del Estado que se ubican a un costado del puente internacional Paso del Norte, iniciará en forma a partir de agosto, mes en el que quedarán totalmente terminadas las adaptaciones que se realizan en este momento.

 

Agregó que la mayoría de los compatriotas que han llegado a la oficina son personas que fueron capturadas por las autoridades estadounidenses en diferentes zonas por las que acostumbran cruzar, como el desierto de Arizona, sin que se tenga hasta ahora ninguna referencia de mexicanos que fueran detenidos en redadas realizadas en centros de trabajo o directamente en los lugares donde vivían con sus familias.