El Gobierno federal revela videos del operativo realizado en Culiacán, en el que liberaron al hijo del “Chapo”

Dos semanas después, el Gobierno federal detalló el operativo fallido contra Ovidio Guzmán en Culiacán, en donde se demuestra que el Cártel de Sinaloa superó a las fuerzas federales. Aunque ese día fue liberado el hijo de Joaquín “Chapo” Guzmán, el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, afirmó que el “tropiezo táctico” no debe invalidar la Estrategia Nacional de Seguridad. “Se trató de una acción precipitada, merece una crítica, pero no así la Estrategia Nacional”.

En presencia del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, justificó de nueva cuenta la decisión de retirar a las fuerzas federales del inmueble donde se encontraba Ovidio para salvaguardar la vida e integridad de la población.

En la conferencia de ayer se compartieron videos de la detención del capo; incluso, difundieron cuando Ovidio es capturado y pide a sus aliados frenar las acciones violentas.

Esa operación del 17 de octubre pasado desató una violenta reacción del Cártel de Sinaloa. Cientos de sicarios bloquearon calles, tomaron soldados de rehenes y atacaron edificios donde viven familias de militares. Ese nivel de respuesta habría obligado al Gobierno a liberar a Ovidio. Sin embargo, López Obrador defendió la decisión de suspender el operativo y recriminó a los medios de comunicación por la cobertura, “sin importar lo que estaba de por medio (vidas de pobladores)”.

Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, confirmó que en el operativo también se registraron amenazas del crimen para atacar a la población civil en Chihuahua, Sonora y Durango.

Mientras los partidos de Acción Nacional y de la Revolución Democrática criticaron la estrategia de seguridad, expertos coincidieron en las fallas del Gobierno. El analista en temas de seguridad, Alejandro Hope, cuestiona: ¿Por qué fue tan rápida y eficiente la reacción del grupo criminal para liberar a Ovidio? Por ejemplo, enfatiza que el operativo inició a las 14:30 horas y las primeras reacciones de los delincuentes fueron a las 14:50. “¿Hubo halconeo o filtración interna (en el Gobierno)?”. También se pregunta cuál fue el rol de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y si éstas presionaron para aplicar el dispositivo.

Otra duda es cómo se negoció la liberación de Ovidio, pero no hubo sesión de preguntas de la prensa, por decisión del Gobierno.

La organización Causa en Común, de María Elena Morera, manifiesta que “tampoco es admisible que queden sin aclarar las diversas inexactitudes e imprecisiones contenidas en declaraciones de altos funcionarios del Gobierno”.

El retraso de una orden judicial afectó el operativo contra Ovidio. Momento en el que pide al Cártel de Sinaloa frenar las agresiones. AFP

“¡Ya párenle!”, ordenó Ovidio tras ataques por su detención

Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “Chapo” Guzmán, hizo una llamada al ser detenido por elementos de las fuerzas federales durante el operativo del 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, aunque posteriormente fue liberado. Según un video mostrado por la Secretaría de la Defensa Nacional durante la conferencia de prensa matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, Ovidio pidió a sus colaboradores: “¡Ya párenle!”. “Ya me entregué. Ya tranquilos, ya ni modo, ya no quiero más desm…”.

El video comienza con elementos de las fuerzas armadas rodeando una puerta y de fondo se escuchan sonidos de bala de alto poder. Cuando los uniformados abren la puerta, la primera en salir es una mujer.

“No somos delincuentes, señora”, le dice un elemento del Ejército a la mujer, presunta pareja de Ovidio, quien junto con su hermano Iván Archivaldo, encabezan el Cártel de Sinaloa, tras la extradición de su padre.

Ovidio sale con las manos en alto y se quita una gorra de la cabeza. La mujer, tensa, intenta que los elementos de seguridad no le disparen al líder del cártel, aunque los soldados le repetían que no lo harían.

Los soldados piden a Ovidio que se hinque, pero luego él realiza la llamada con la que solicita que paren el fuego en las calles de Culiacán.

El 17 de octubre pasado, las fuerzas federales realizaron un operativo para detenerlo; sin embargo, debido a la ola de violencia que eso generó, las autoridades decidieron liberarlo. En total, ocho personas fallecieron y 19 resultaron lesionadas por el operativo.

NUMERALIA

4 horas que duró el operativo.
personas fallecidas (entre ellas cinco agresores).
19 personas heridas, entre agentes, policías y soldados.
11 militares retenidos por delincuentes. FUeron iberados después.

Fueron superados en puntos estratégicos

El general Luis Cresencio Sandoval precisó cuatro puntos estratégicos cercanos al domicilio donde detuvieron a Guzmán, en los que el Ejército y la Guardia Nacional debían situarse. No obstante, reconoció que se vieron sobrepasados.

En este sentido, el experto en seguridad, Juan Carlos Montero, dijo que el operativo “estuvo bien diseñado, pero requería de más elementos militares”. “Los delincuentes ganaron cada punto en los que el Ejército y la Guardia Nacional buscaron posicionarse”.

Lo anterior lo lleva a pensar que: “Ya estaban advertidos de todo el operativo con todos los detalles para ganar cada punto antes. O fueron pocos efectivos del Gobierno”.

Según el informe, en los cuatro puntos del círculo externo de seguridad estaban distribuidos un total de 99 miembros de la Sedena y de la Guardia Nacional. Y en el círculo interno de seguridad había un total de 46 operativos de las mismas corporaciones. Sin embargo, estiman que hubo unos 300 sicarios que participaron en los distintos ataques en la ciudad.

Pese a los errores, el experto  aseguró que “es muy destacable que el Gobierno esté dando la cara, y más cuando reconoce un error”.

GUÍA

El operativo

  • Desde el pasado 2 de abril, en la Corte federal de Columbia, en Estados Unidos, existe una orden de captura contra Ovidio.
  • El 13 de septiembre, el Gobierno de ese país solicitó a México que detuviera al hijo del “Chapo”.
  • La operación empezó a planearse desde entonces y hasta el 4 de octubre.
  • Semanas después, cuando un juez emite una orden de captura para extraditar al “Ratón”, la Guardia Nacional envía un equipo a Culiacán, apoyado por elementos del Ejército.
  • El plan era detener el 17 de octubre a Ovidio en su casa del fraccionamiento “Tres Ríos”.
  • Originalmente, la estrategia incluía el respaldo de cuatro grupos de militares para vigilar las calles aledañas a la vivienda, pero ese jueves sólo uno pudo llegar al sitio. El resto fue atacado en el camino a la residencia por sicarios del Cártel de Sinaloa, según las autoridades.
  • Los soldados que rodearon la casa de Guzmán quedaron virtualmente solos.
  • Helicópteros militares también fueron atacados.
  • En pocas horas, de forma que parecía coordinada, cientos de jóvenes armados bloquearon calles y avenidas de Culiacán.
  • Otros jóvenes liberaron a 50 presos que se encontraban en la prisión de Aguaruto, algunos de ellos miembros del cártel.
  • Los sicarios también secuestraron a soldados en una caseta de peaje en la carretera al balneario de Mazatlán, y un grupo más disparó contra la unidad habitacional donde viven familias de militares. Además, arrojaron granadas que no alcanzaron a explotar y se metieron a cuatro departamentos para tratar de secuestrar a sus ocupantes.

Criminales ofrecieron 3 millones de dólares

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, reveló que durante el operativo de captura de Ovidio Guzmán López, los grupos criminales intentaron sobornar con tres millones de dólares a las fuerzas castrenses para liberarlo.

“Se registró un intento de soborno al comandante de la fuerza de intervención, de tres millones de dólares. Al no aceptar fue amenazado de muerte, tanto él como su familia”.

Explicó que el personal de la Sedena y de la Guardia Nacional actuó conforme a derecho, toda vez que sólo retuvo transitoriamente al presunto delincuente al salir de su domicilio. “Sin embargo, nunca estuvo a disposición de alguna autoridad judicial o ministerial”.

Al inicio de su exposición, aceptó que luego de haber iniciado el operativo no llegó la orden de cateo. Señaló que, para deslindar responsabilidades de los elementos militares, se designó un equipo multidisciplinario de la Fiscalía Militar para que se trasladara a Culiacán e iniciara las carpetas de investigación (que están en curso) que determinen si infringieron la disciplina militar.

Es el principal traficante de fentanilo a EU: Sedena

El Gobierno de México identificó a Ovidio Guzmán López, hijo del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, como uno de los principales exportadores de fentanilo y metanfetaminas, ambas drogas sintéticas, a los Estados Unidos.

Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional (Sedena), señaló que el fentanilo es la droga que está provocando mayores daños en la sociedad en el mundo, sobre todo miles de muertes en Estados Unidos.

“Este presunto delincuente (Ovidio) es de los principales que mueven drogas a Estados Unidos en el ámbito de las metanfetaminas y fentanilo”.

Explicó que el fentanilo es un opioide de origen sintético, que es 100 veces más potente que la morfina y 50 veces más que la heroína. Fue desarrollado en 1959 por la industria farmacéutica y es empleado en pacientes con dolor crónico.

Sandoval González afirmó que un kilogramo de fentanilo cuesta 400 mil dólares y es suficiente con dos miligramos para causar la muerte.

Sin precisar el periodo, señaló que en México se han asegurado 142 kilogramos de dicha droga, 313 mil 417 pastillas y 714 ampolletas.

El 7 de octubre, el Ministerio Público inició la carpeta de investigación en contra de Ovidio Guzmán López y otros cómplices por los delitos de delincuencia organizada, con la finalidad de acopio y tráfico de armas, secuestro, cobro de piso y delitos contra la salud. En la misma se señalaron tres domicilios a los que acudían con frecuencia.

“Tropiezo no invalida estrategia de seguridad”

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, afirmó que el “tropiezo táctico” del operativo para capturar a Ovidio Guzmán en Culiacán, Sinaloa, no debe invalidar en general la Estrategia Nacional de Seguridad del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Se trató de una acción precipitada, cabe reconocerlo con toda honestidad, merece una crítica, pero no así la Estrategia Nacional de Seguridad. Siempre hay probabilidades de que un operativo salga mal, no obstante la experiencia de quienes lo llevan a cabo”, remarcó en la conferencia de prensa matutina de ayer, en la que el Gabinete de Seguridad presentó el informe detallado del operativo para capturar al narcotraficante.

Justificó que en la decisión de retirar a las fuerzas militares y federales del inmueble donde se encontraba Ovidio “privó una razón que, de tan profunda”, se convierte en una razón de Estado: salvaguardar la vida e integridad de la gente. “Lo que pudo haberse convertido en un episodio de guerra y derramamiento de sangre inocente se resolvió privilegiando el retorno a la paz y la tranquilidad de la población, como habíamos sido instruidos por el Presidente”.

Recordó lo dicho por el Ejecutivo federal, de que en términos bélicos ninguna organización delictiva, por más pertrechada que sea, es más poderosa que el Estado mexicano. “En Culiacán habría sido fácil recurrir a un combate de exterminio, sin cuartel ni respeto a las garantías individuales y, al final de cuentas, habríamos ganado. ¿Pero a qué costo? ¿De qué sirvió la guerra contra el narco y tanta muerte y tanto dolor de sexenios anteriores, si las organizaciones delictivas proliferaron y se fortalecieron? ¿De qué sirvió tanta guerra, si los muertos y desaparecidos se acumularon de manera indetenible por décadas?”.

Tras el informe presentado, no se dio paso a las preguntas de los medios de comunicación. SUN/B. Fregoso

Ya investiga la Fiscalía General

Andrés Manuel López Obrador aseguró que para evitar especulaciones sobre el caso del operativo fallido para la captura de Ovidio Guzmán, en Culiacán, la Fiscalía General de la República llevará a cabo una investigación.

El Presidente apuntó que la Fiscalía llevará a cabo las indagatorias que se necesiten. “Va a quedar de manifiesto que se actuó de manera responsable, no se optó por la guerra y se cuidó la vida de las personas, que es lo más sagrado”.

Reiteró que su Gobierno lleva una nueva estrategia para garantizar la paz, porque ya no hay guerra contra el narcotráfico.

“Ya no vamos a exponer la vida de civiles con el eufemismo de daños colaterales”.

“Mostraron el cobre…”

El Presidente Andrés Manuel López Obrador recriminó a los medios de comunicación por la cobertura informativa del operativo en Culiacán, Sinaloa, porque “mostraron el cobre” al cuestionar a su Gobierno y pedir información para dar la nota, “sin importar lo que estaba de por medio”. “Se nos lanzaron con todo…”.

Afirmó que algunos medios difundieron una fotografía falsa en la que aparece un militar que iba en custodia de “carrotanques” de combustible, a quien hicieron pasar como presunto delincuente.